Enrique Mustelier

* 1982  

  • "Cada día hay más personas descontentas, que conozco yo incluso, dos exmiembros de las Fuerzas Armadas aquí, y hablan peor que tú y que yo, y están jubilados, pero hablan peor que yo, porque conocen más cosas. Conocen cómo funciona todo. Ya se jubilaron y no pueden robar ni conseguir lo que conseguían, ya no tienen los privilegios, porque ya no son parte de las FAr [Fuerzas Armadas]. Entonces ahora que no tienen los beneficios, tienen que vivir como cubano de a pie en el día a día, comiendo bichitos, igual que todo el mundo. Entonces se dan cuenta de la realidad. Llega el momento de despertar. La Cuba de hoy ya es una Cuba que está siendo iluminada por muchos factores. Está despertando.

  • “Primero déjame decirte que la oposición en Guantánamo, porque tuve también la oportunidad de hacer algo de oposición en La Habana… Déjame decirte que la oposición en Guantánamo es un tanto más difícil que en cualquier otra provincia, por el mero hecho de encontrarse a tan sólo 23 kilómetros de aquí de donde me encuentro sentado yo, de la Base Naval norteamericana. Es algo que ellos a toda costa tratan de evitar que suceda algo aquí en Guantánamo. Aquí la Policía Política no vive, pero tampoco dejan vivir a los opositores”.

  • “Un Consejo es compuesto por varias personas. Pueden ser seis, cuando es un Consejo más o menos justo. Pero en estos casos de paramilitares, es un Consejo que tiene hasta 20 miembros. Son presos que a cambio de un poquito más de alimento, a cambio de visitas conyugales con su mujer, a cambio de visitar extra, a cambio de cigarros o de pastillas, incluso drogas, que los dejen traficar, a ellos les deja hacer todo eso, pero la Seguridad les pide a ellos que repriman sobre todo a los opositores. Ese es su trabajo. Reprimir a los opositores. Ese es el trabajo de un Consejo paramilitar”.

  • “Primeramente, el total desacuerdo con el régimen tiránico existente en la isla de Cuba, implantado en el año 59. Un modelo que no funciona. Un modelo, diría yo, terrorista. No funciona. No les da oportunidades a sus ciudadanos, nada. Yo ya venía con muchísimos problemas, a lo largo de mi vida había tenido muchísimos problemas con muchas personas comunistas. Me había manifestado abiertamente, había dicho lo que pensaba, y una persona que ya tiene ese camino por recorrer, tiene prácticamente todas las puertas cerradas en este país”.

  • Full recordings
  • 1

    Cuba, 20.07.2020

    (audio)
    duration: 02:00:09
Full recordings are available only for logged users.

La prisión de Guantánamo es otro universo, es como vivir en una nave espacial

Enrique Mustelier Sosa nació el 29 de diciembre de 1982 en Guantánamo. Su padre fue condenado a 16 años de privación de libertad por espionaje, en específico, por el intento de sacar los planos del sistema defensivo de la región oriental de Cuba hacia la Base Naval estadounidense. De joven, Enrique se estuvo empeñando como cuentapropista, aunque no poseía una patente oficial. Enrique, por sus opiniones en contra del régimen comunista, fue amenazado de prisión, por lo cual, en la Navidad de 2010, intentó huir de Cuba por la Base Naval de Guantánamo. El 24 de diciembre de 2010 fue capturado, y ya pocos días después, el 31 de diciembre de 2010, fue ingresado a la Prisión Provincial de Guantánamo, donde pasó los siguientes cinco años de privación de libertad. En 2015, después de su presidio, reanudó sus actividades opositoras. Aparte, sigue investigando las razones por las cuales fue dado como “fugado” su padre en abril 2013, teniendo fuertes sospechas de que su padre fue asesinado en prisión.