The following text is not a historical study. It is a retelling of the life story of a witness based on his memories recounted in an interview. The narration was prepared by external collaborators of Memory of Nations. In some cases, materials made available by the Security Services Archive (ABS) have been used in the preparation of the portait. Hence, we use them only as a supplement to the witness’s testimony or that of other sources. Pages cited from ABS volumes have been placed in the additional materials section.

If you have objections or additions to the text, please contact the chief editor of the Memory of Nations. (michal.smid@ustrcr.cz)

Lic. René Manzano Gómez (* 1943  )

“El régimen quiere que aplaudas hasta que se te inflamen las manos”

  • nacido en 1943 en Cuba
  • estudios secundarios en un colegio en el idioma inglés
  • hasta 1959 estudios en la Universidad de La Habana, no concluído, graduado hasta en 1968
  • 1961 – 1966 estudios en Moscú, Licenciatura de Derecho
  • 1966 regreso a Cuba
  • 1968 – 1972 trabajo en bufetes colectivos de abogados, expulsión forzada
  • 1972 – 1977 trabajo en COMECON
  • después del 1990 fundación de la Corriente Agramontista
  • aprox. desde 1996 vinculación con disidentes, fundación del Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna para analizar la Situación Socio-Económica Cubana
  • 1997 primera condena en prisión

“El régimen quiere que aplaudas hasta que se te hinchen las manos,” dice críticamente René Gómez Manzano, a pesar de que una gran parte de su vida sí creía en el régimen castrista.

Carrera de derecho en Moscú

René Manzano Gómez nació en 1943 en Cuba. Al concluir sus estudios secundarios en un colegio con enseñanza en inglés, ingresó a la Universidad de La Habana a estudiar Derecho. Sin embargo, antes de su graduación llegó en 1953 la Revolución Cubana y Manzano ya no pudo terminar sus estudios en La Habana. Su familia apoyaba la Revolución, y por lo tanto se le presentó la posibilidad de estudiar la misma carrera en Moscú, donde después de cinco años de estudios, finalmente se graduó de Licenciado en Derecho en 1966. El mismo título le fue concedido también dos años más tarde en la Universidad de La Habana.

Moscú como Meca de socialistas

Cuando justo después volvió a Cuba, tenía primero problemas con su ubicación laboral, pero después empezó a trabajar en bufetes colectivos de abogados, de donde fue en 1972 forzosamente expulsado por sus opiniones contrarrevolucionarias, cuando “con su mano levantada pedía la palabra”. En ese mismo momento empezó a trabajar en COMECON [El Consejo de Ayuda Mutua Económica] y viajaba frecuentemente a países socialistas, sobre todo a Moscú, ya que la capital de la Unión Soviética era también la sede de la organización comunista transnacional. “Como los musulmanes van a Meca, los que creíamos en el socialismo, íbamos a Moscú,” explica el período de su vida, cuando todavía creía en el régimen.

Pueblo sin perspectiva

Poco a poco, sin embargo, empezó a entrarle la duda sobre la práctica real del régimen comunista. “La economía socialista en realidad no tiene sentido,” dice Manzano sobre su descubrimiento vital de que la teoría marxista sí es según su opinión algo muy interesante, pero la práctica falla. Durante sus viajes se dio cuenta de lo negativo que le traía a Cuba el régimen comunista. “El pueblo no tiene perspectiva de futuro, por eso el ciudadano quiere irse de Cuba a cualquier lugar,” resume Manzano. Sin embargo, su atracción por el comunismo sigue, a pesar de su trabajo disidente. “La atracción para mí es básicamente intelectual, es una cosa bella… Hombre es hermano del hombre… La práctica no tiene absolutamente nada que ver con la teoría,” Manzano critica algo que la mayoría de su vida le ha estado interesantemente atrayendo.

Corriente Agramontista

Desde el 1990 se está perfilando como disidente, y por lo tanto desde aquel entonces concluyó dos condenas en prisión. Es uno de los co-fundadores de la Corriente Agramontista de abogados cubanos independientes, la cual fue fundada en 1990. Sin embargo, esta sociedad sigue sin tener una razón oficialmente aceptada por el régimen, el cual está constantemente poniendo obstáculos a la hora de fundación de asociaciones independientes, como explica Manzano. A pesar de su “no-reconocimiento”, como lo denomina, la Corriente se dedica a promover los derechos humanos en Cuba.

Náufrago entre disidentes

Manzano se considera a sí mismo como “náufrago” entre otros colegas, dado que muchos de ellos ya han fallecido. Desde el 1996 entró en mayor contacto con los disidentes cubanos, fundando el Grupo de Trabajo de la Disinencia Interna para analizar la Situación Socio-Económica Cubana. Manzano conocido especialmente por su ensayo “La Patria es de Todos”, el cual fue emitido a la hora de la fundación de este Grupo de Trabajo. Por sus actividades en la disinencia fue ya dos veces condenado. Nos describió en detalle las celdas de 3 por 2 metros, llenas de literas que en vez de un baño tenían nada más un orificio en el suelo, el cual se quedaba muchas veces hasta cinco días sin agua, condiciones inhumanas de los presos, a los cuales se les permitía salir de sus celdas apenas una vez a la semana… “No es fácil este tipo de convivencia,” describe Manzano con pocas palabras y cierra la entrevista.

© Všechna práva vycházejí z práv projektu: Memory of Cuban Nation – instrument for the transformation of the Cuban society to the real freedom